PPK ejercerá personalmente su derecho de defensa ante la el Peno, siendo asistido por un letrado hasta por 60 minutos, tiempo que lo establece el litoral c) del artículo 89 A del Reglamento del Congreso. De igual manera, ya fue comunicado por el presidente del Congreso, ante reiteradas consultas, que se le concederá , de conformidad con el literal a) del artículo 61 del reglamento del Congreso, el tiempo adicional que el Presidente de la República estime necesario para ejercer su derecho de defensa.
Será su última oportunidad para intentar sobrevivir y quedarse en la presidencia, lo que para algunos ya denominan un golpe blando a la democracia, o lo que es para otros una verdadera crisis institucional y política, confirmando la vinculación del actual presidente con los presuntos actos de corrupción de los que es acusado, dejando en evidencia las reiteradas mentiras de PPK realizó en su defensa hasta el momento.
Pero el oficio de la política, no deja de sorprender y como bien conocemos, todo puede cambiar a último momento. No hay nada seguro hasta el final. Las últimas horas tanto en los pasillos del Congreso como en las oficinas del Palacio del Gobierno, fueron muy activas. En efecto, lo que hasta pocas horas era algo casi seguro, donde la oposición obtendría holgadamente el apoyo legislativo, ya no lo es. Recordemos, que, para aprobar su vacancia, se requieren de dos tercios del total de los parlamentarios, esto es 87 votos.
Al parecer, las negociaciones de PPK estarían teniendo efecto, o por lo menos, eso parece. Kuczynski tiene en claro algo, intentará dar la batalla hasta el final. Si observamos algo, que aunque sea un dato básico, no lo es, el pedido presentado por parlamentarios de Fuerza Popular, Frente Amplio, Alianza para el Progreso y Apra, tuvo el visto bueno de 93 parlamentarios, esto quiere decir 7 votos más de los 87 necesarios para aprobar la vacancia según el procedimiento. Entonces, advertimos también, que entonces PPK tan sólo necesita convencer a 7 diputados para seguir en la presidencia.
Por otro lado, una llamativa carta dirigida al Secretario General de la OEA, Luis Almagro, por el propio Presidente sorprendió en el día de ayer. La misma solicita el envío de un observador para el seguimiento del desarrollo de la actual situación política del Perú. Por último, el escrito invoca la Carta de Democrática Interamericana, advirtiendo sobre los hechos que atentan contra la institucionalidad democrática y el legítimo ejercicio del poder. Desde la OEA, por su parte, envían observadores a Lima a monitorear los acontecimientos.
Finalmente, lo único que, si podemos asegurar, será que nos espera una jornada tensa y extensa, ya que el debate puede mantenerse alrededor de 7 u 8 horas y quizás también continuar hasta el viernes. Queda claro que PPK está en la cuerda floja y quizás todos sus últimos intentos, no sirvan para nada, o quizás sí, sean su salvación
Recordando a Aristóteles y a Maquiavelo, quienes se adjudican la frase ¨la política es el arte de lo posible¨, creo más adecuado en este contexto utilizar su actualización contemporánea sosteniendo que ¨la política es el arte de lo imposible¨, hoy sabremos si será el caso en el Perú.
*Tomás Ottavis Arias