Hubo momentos de tensión pero concluyeron en avanzar en acuerdos que marginen cuestiones electorales para evitar el crecimiento desmesurados de los conflictos litigiosos.

En ese contexto, el santafesino Guillermo Moretti comentó un entendimiento entre todos los sectores para que la reforma de la ley de ART también sea avalada por la Legislatura de esa provincia para evitar una explosión judicial.

En la reunión de Junta Directiva que se realizó en la sede porteña de Avenida de Mayo 1147, el presidente Miguel Acevedo puso sobre la mesa los debates legislativos que interesan a los industriales en la actualidad, como la ley de Marina Mercante, aunque la adhesión bonaerense ganó el espacio.

Allí se cruzaron en acusaciones De Mendiguren con el titular de la UIPBA, Mario Gualtieri, y su par de ADIBA, Silvio Zúrzolo. Los dos últimos reprocharon el “cajoneo” de la iniciativa en el Senado bonaerense; mientras que el legislador massista, si bien defendió la iniciativa, cuestionó la “politización mediática” de la discusión.

Luego, los industriales destacaron los beneficios alcanzados al 50% de las empresas a partir de la Ley Pyme. El balance de la Ley PyME a 11 meses de su sanción, casi la mitad de las micro, pequeñas y medianas empresas -de los distintos sectores- obtuvieron un certificado PyME (Santa Fe, Córdoba y La Pampa son las tres provincias con mayores adhesiones)”, señaló el informe.

“El beneficio más utilizado por las PyMEs fue el diferimiento a 90 días de los pagos del IVA. Como contrapartida, el Bono de Crédito Fiscal por el IVA de las inversiones es el instrumento que muestra menores niveles de impacto. La entidad, en permanente articulación con el Ministerio de Producción, continúa trabajando para difundir y potenciar los efectos de esta normativa”, concluyó.

En tanto, hubo un fuerte reproche a la iniciativa de cambio de fecha del Día del Padre ya que “los representantes del sector manifestaron su preocupación por el Proyecto de Ley que instituye el 24 de agosto como Día del Padre, ya que se superpondría con el Día del Niño que se festeja en Argentina durante el mes de agosto desde 1959″.

“Las actividades de los diferentes sectores vinculados con la producción, distribución, publicidad, ventas y eventos solidarios están programadas para ser desarrolladas en estas fechas. Ante la posible superposición, se señaló el impacto negativo que podría ocasionarse en el consumo y la actividad del sector”, indicó un comunicado de la UIA.