Tras su aplastante victoria, el presidente electo de Francia, Emmanuel Macron, asumirá el cargo de manos del socialista François Hollande el próximo domingo, anunció hoy el propio jefe de Estado en el marco de la ceremonia en recuerdo del final de la Segunda Guerra Mundial en París.

El mandato de Hollande vence ese mismo día, por lo que era la última fecha posible. Macron se impuso en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales este domingo a la ultraderechista Marine Le Pen con un 66 por ciento de los votos.

Macron empezó a preparar este lunes su transición anunciando sus planes de visitar Alemania, un cambio de nombre en su movimiento político y una comparecencia con el hombre al que tomará el relevo.

Macron ganó la presidencia con un 66% de los votos que optaban por un candidato. Sin embargo, el gran número de votos en blanco o nulos y una participación inusualmente baja reflejaban el descontento del electorado con sus opciones.

Macron hará su primera visita oficial a Berlín, quizá con una parada para visitar también a tropas galas destinadas en el extranjero, indicó Sylvie Goulard, diputada francesa en el Parlamento Europeo.

El director de campaña de la líder de ultraderecha, David Rachline, dijo en varias entrevistas que el partido fundado por el padre de Le Pen cambiará de nombre para reunir un espectro más variado de seguidores en Francia.

“El Frente Nacional es una herramienta que evolucionará para ser más eficiente, reunir a más gente tras la cantidad de votos que logramos anoche. De modo que tenemos una inmensa responsabilidad frente al pueblo francés, que confía en nosotros”, dijo Nicolas Bay, secretario general del partido.