CARGANDO

Escriba para buscar

El primer discurso de Alberto Fernandez como Presidente Argentino ante la Asamblea Legislativa: «Vengo a convocar a la unidad de toda la Argentina»

Congreso Nación Noticias Novedades PORTADA

El primer discurso de Alberto Fernandez como Presidente Argentino ante la Asamblea Legislativa: «Vengo a convocar a la unidad de toda la Argentina»

Compartir

En su primer discurso como presidente de la República Argentina, Alberto Fernández, marcó los lineamientos de lo que será su gobierno. En ese sentido, no perdió la oportunidad de dejar en claro la realidad heredada por la gestión de Mauricio Macri a lo largo de los últimos cuatro años.

El 10 de diciembre no es un día cualquiera, ese día celebramos que la Argentina toda sepultó la más cruel de las dictaduras que hemos tenido que soportar. Nos abría una puerta hacia el respeto, la pluralidad de ideas”, sostuvo y agregó que: “Desde entonces, el país atravesó distintos momentos, pero en cualquier caso siempre perseveramos en la institucionalidad. Las debilidades y las insuficiencias de la democracia solo se resuelven con más democracia. Quiero reivindicar mi compromiso democrático, que garantice la convivencia en el respeto de los disensos”.

Vengo a convocar a la unidad de toda la argentina en pos de la construcción de un nuevo contrato ciudadano socia, que sea fraterno y solidario. Ha llegado la hora de abrazar al diferente, es tiempo de empezar por los últimos para después llegar a todos”, subrayó.

De esa manera, el compañero de Cristina Fernández señaló: “Los vengo a convocar sin distinciones a poner a la Argentina de pie, para que comience a caminar rumbo al desarrollo con justicia social. Es hora de abandonar el aturdimiento, ser consciente de las profundas heridas que hoy padecemos”.

Tenemos que superar el muro del rencor y el odio; del hambre; y tenemos que superar el muro del despilfarro de nuestras energías productivas. Estos muros son los que nos dividen en este tiempo histórico. Tenemos que suturar demasiadas heridas abiertas en nuestra patria”, infirió y abundó: “Vengo a invitarlos a construir esa sociedad democrática que aún nos debemos”.

Asimismo, detalló que es necesario “comenzar a superar el muro de las fracturas implica crear una ética de las urgencias, más de 15 millones de personas sufren de inseguridad alimentaria, necesitamos que toda la Argentina le ponga un freno a esta catástrofe alimentaria. Sin pan, no hay democracia ni libertad. Nuestra primera reunión de Gobierno trabajará sobre el plan de la Argentina sin hambre, comenzaremos la acción que ponga fin a este presente penoso”.

Los marginados y excluidos de nuestra patria, los afectados por la cultura del descarte, necesitan ser comensales de la mesa grande de nuestra nación. Esto nos exige reorientar prioridades en nuestra economía”, lanzó Fernández.

Por su parte, manifestó que “la cultura del trabajo se garantiza creando trabajos formales con todos los beneficios sociales, no de otro modo. Hoy el desempleo afecta a casi el 30 por ciento de los jóvenes, debemos garantizar el derecho al primer empleo, para que jóvenes se capaciten y trabajen en empresas”.

Hemos llegado a esta situación porque se han aplicado muy malas políticas económicas, desde la fidelidad del mandato popular vamos a impulsar un conjunto de medidas que comiencen a revertir el rumbo de atraso social y productivo. Un conjunto de acuerdos básicos de solidaridad ante la emergencia que constituyan el cimiento sólido a partir del cual se ponga en marcha el motor de la economía”, remarcó.

En tanto, adelantó que “estaremos transitando un sendero estrecho, desafiante. La inflación que tenemos es la más alta de los últimos 28 años, la tasa de desocupación es la más alta desde 2006, el dólar pasó de $9.60 a $63, la Argentina no para de achicar la economía. La pobreza actual está en los valores más alto desde 2008, la indigencia está en los valores más alto desde 2010; la deuda pública está más alta que en 2004, se cerraron 20 mil empresas en 4 años; se perdieron 152 mil empleos registrados; el empleo registrado lleva 44 meses de destrucción. Detrás de estos números, hay seres humanos. En lugar de generar dinamismo, hemos generado una caída al abismo”.

La Nación está endeudada y deja al país rehén de los mercados internacionales, el proyecto debe ser propio y no dictado por nadie de afuera con las recetas que siempre han fracasado. La Argentina que buscamos construir es una Argentina que crezca e incluya. Resulta fundamental recuperar la economía, no hay progreso sin orden económico. Los únicos privilegiados serán quienes han quedado en el pozo de la pobreza y la marginación”, destacó.

En ese sentido, Alberto recordó que “el Gobierno que acaba de terminar su mandato ha dejado al país en una situación de virtual default. Recibimos un país frágil, postrado y lastimado. No hay pago de deuda que se pueda sostener sin que el país crezca, para poder pagar, hay que crecer primero. Buscaremos una relación constructiva y cooperativa con los FMI y nuestros acreedores. El país tiene la voluntad de pagar pero carece la capacidad de hacerlo. Queremos resolver el problema y para eso necesitamos que todas las partes trabajemos”.

Asimismo, dejó en claro que “no puede haber argentinos de primera y de segunda, Argentina es una sola. Vamos a poner en marcha estos acuerdos de solidaridad en la emergencia con los gobernadores de todo el país. Debemos pensar diferentes alternativas que garanticen un nuevo federalismo, promoviendo el desarrollo regional y generando juntos miles de puestos de trabajos”.

Es inadmisible que en pleno XXI millones de argentinos no tengan un techo donde guarecerse. Vamos a restituir el ministerio de Salud para devolver a la Argentina una política sanitaria basada en el talento humano, en la calidad y la inclusión. La desatención que ha padecido la salud argentina está a la vista”, manifestó.

A su vez, adelantó que enviará al Congreso un proyecto de “Consejo social y económico para el desarrollo”, al que “le daremos rango legislativos y propondremos que sus autoridades sean elegidas por el parlamento, pretendemos que en ese ámbito plural se diseñen los lineamientos a largo plazo. Aspiramos que se abran debates informados. Sabemos que nuestro país no se destaca por haber tenido políticas de Estado, tenemos la responsabilidad de asumir como política de Estado otros ejes irrevocables”.

Es tiempo de ciudadanizar la democracia, tenemos una democracia con deudas pendientes. En democracia sin justicia independiente, no hay democracia. Supo decir un penalista, que `cuando la política ingresa a los tribunales, la justicia escapa por la ventana´. Hemos visto el deterioro judicial en los últimos años, por eso vengo a manifestar frente a esta asamblea, un contundente nunca más, nunca más a una justicia contaminada por servicios de inteligencia, por operadores judiciales, por procedimientos oscuros, y por linchamientos mediáticos; nunca más a una justicia que decide y persigue según los vientos del poder de turno. Lo digo, con la firmeza de una decisión profunda. Una justicia manipulada significa una democracia demorada, queremos que no haya impunidad para cualquiera que viola las leyes”, sostuvo Fernández.

Por su parte, adelantó una serie de decisiones de peso: “He decido que sea intervenida la Agencia Federal de Inteligencia, queremos impulsar así una restructuración de todo el sistema de inteligencia. En el marco de la derogación de la medida que significó un lamentable retroceso, dichos fondos serán reasignados para financiar el plan contra el hambre en la Argentina, lo mismo haremos con el resto de los fondos reservados. El actual presupuesto prevé fondos reservados para otras fuerzas de seguridad, serán mantenidas siempre y cuando se lo necesite. Nunca más al estado secreto, nunca más a la oscuridad que quiebra la confianza, nunca más a los sótanos de la democracia. En las próximas semanas estaremos enviando al parlamento una propuesta de transformación de seguridad ciudadana y prevención de la violencia, debemos escapar a la lógica del gatillo fácil y los tiros por la espalda”.

Antes de finalizar, además de asegurar que trabajará por acabar con la violencia contras las mujeres y enviar guiños al radicalismo con citas a Frondizi y Alfonsín, sostuvo que desea ser evaluado como Presidente por la capacidad para recomponer la relación en la mesa familiar.

Compartir

Comentarios de Facebook

Tags:

Dejar Comentario

avatar