CARGANDO

Escriba para buscar

8N: Recuerdan la masiva movilización del 8 de noviembre de 2012, con un perfil fuertemente opositor a Cristina Fernández de Kirchner

Nación Noticias Novedades PORTADA

8N: Recuerdan la masiva movilización del 8 de noviembre de 2012, con un perfil fuertemente opositor a Cristina Fernández de Kirchner

Compartir

En el primer semestre de 2012, algunos sitios web de orientación antikirchnerista organizados en las redes sociales, como No más K. Unamos nuestros votosArgentina sin korrupciónEl cipayoLegión anti kIndignados argentinos o Somos el 46%, comenzaron a convocar cacerolazos que se dio en general a través de Facebook o Twitter, con comunidades como «El Cipayo» o «El Anti K». El primero se concretó el viernes 1 de junio, en diversos puntos de la Ciudad de Buenos Aires, especialmente en la zona norte, destacándose el de la esquina de Callao y Santa Fe en Barrio Norte.

Las consignas y reclamos de los manifestantes estaban referidas a insultos contra la Presidenta y sus funcionarios, contra la corrupción, contra una eventual reforma constitucional, contra el impuesto a las ganancias que pagaban algunos trabajadores, contra la inflación, por libertad de prensa, contra la inseguridad, contra las restricciones para la compra de dólares,  entre otras.

Según la Policía Federal Argentina se congregaron frente al obelisco alrededor de 70 000 personas y en el resto del país unas 60 000, totalizando unas 130 000.

Los medios oficialistas sostenían que que la movilización del 8 de noviembre estaba basada en una campaña financiada por la Fundación Pensar –el think tank del PRO–, investigada por lavado de dinero, que según ellos, «obtuvo recursos del gobierno de la ciudad por al menos $ 1.302.153 para beneficiar ilícitamente a la Fundación Pensar, valiéndose de la Fundación CEPPA e invocando fraudulentamente el Régimen de Promoción Cultural». El PRO, en ese momento en la oposición, fue el partido que le ganó las elecciones siguientes, en 2015.

Desde las mismas redes sociales en las que se convocaba a la manifestación del 8N, se comenzó a gestar el 08 de octubre una contra campaña denominada «8-N yo no voy» que obtuvo unos 32 mil adherentes y cuyos organizadores fueron Juan Carlos Romero López (especialista en mercadeo online), Jorge Schussheim (ex-publicista) e Ivy Cángaro​ que, si bien rechazan tajantemente el responder al gobierno, se describen como ciudadanos independientes con simpatía hacia el kirchnerismo. La propuesta se basó en que las personas envíen sus fotografías y argumenten su falta de asistencia a la protesta.

Compartir

Comentarios de Facebook

Dejar Comentario

avatar