CARGANDO

Escriba para buscar

Daniel Arroyo sobre el plan «Argentina sin hambre»: «Ninguna de las políticas que estamos planteando tiene impacto fiscal»

Economía Nación Noticias Novedades PORTADA Reportajes

Daniel Arroyo sobre el plan «Argentina sin hambre»: «Ninguna de las políticas que estamos planteando tiene impacto fiscal»

Compartir

¿Cuál es la base del programa “Argentina sin hambre”?

«El tema es articular y también es un tema de decisión política. Hay cuestiones macroeconómicas complejas, pero acá no es un problema de presupuesto, es un tema de articular básicamente tres ejes centrales: Uno, tomar la decisión, lo planteó Alberto Fernandez, comer tiene que ser barato en Argentina.  Hay que acceder en serio, de verdad a la canasta básica de alimentos.  Segundo, establecer una política de acompañamiento, lo que nosotros llamamos una tarjeta de alimentos, que acompañe la producción, la comercialización y hay mucha gente que lo está haciendo. Y en tercer lugar, un punto muy determinante hoy, es que realmente esto se ha desacomodado, que hay más gente en los comedores comunitarios, que hay más chicos que se quedan a comer en las escuelas, que se ha desacomodado la situación, y entonces tenemos que lograr lo básico que es la emergencia alimentaria. La base es una gran convocatoria, para que la canasta básica de alimentos sea barata siempre, ahora que hay emergencia, para el Gobierno de Alberto Fernandez, y para los cinco gobiernos que sigan».

Hablando de los precios de la canasta básica, ¿Cómo se baja el valor que agregan los intermediarios al precio final del producto sin perjudicar al sector?

«Hay que fortalecer los centros de comercialización que ya hay. Hay mucha gente que produce, que vende verduras, frutas y también hay que generar nuevos centros de comercialización en distintos lugares, fomentar el “compre local” y ayudar a la intermediación. Acá hay que tomar una decisión. No es lo mismo comer que no comer,  la canasta básica de alimentos tiene un criterio distinto al resto y siempre tiene que ser accesible«.

El campo en Argentina es uno de los sectores con mayor carga impositiva, a diferencia de lo que pasa en otros países del mundo, ¿eso va a cambiar o se va a mantener cómo está?

«Nosotros arrancamos de escuchar a todos los sectores y vamos a trabajar con todos los sectores partiendo de tres premisas básicas: Que la canasta básica tiene que ser accesible, que en serio tenemos que armar un mecanismo para hacer un seguimiento nutricional, el concepto de la tarjeta de alimentos es para dar la posibilidad de que una persona no pueda extraer dinero, sino comprar alimentos directamente, y cuando pasa la tarjeta que se decodifica atrás, eso permite hacer una  política nutricional, un seguimiento para apoyar a mucha de la gente que hoy está accediendo a alimentos de baja calidad y por eso el problema no es solo de hambre sino de malnutrición«.

¿De donde va a salir el dinero del Estado y cuáles van a ser las políticas de planes sociales?

«Los ejes centrales que nosotros estamos planteando no tienen impacto fiscal, es un reordenamiento de presupuesto. Nosotros estamos tratando de armar un esquema, por ejemplo, para armar un sistema de crédito no bancario a una muy baja tasa para máquinas y herramientas y para la producción de los pequeños productores. De los 600.000 millones de pesos que es la política social, tomar 20.000 y rearmar ese esquema.  Ninguna de las políticas que estamos planteando nosotros tiene impacto fiscal. Las personas que están bajo planes sociales, que es un eje distinto a este tema del hambre, uno las puede dividir en tres situaciones distintas: hay una parte que ni bien la economía funcione entra a trabajar, el problema es que se ha desacomodado todo. Hay una segunda parte que tiene que ver con el acompañamiento de la población,  con capacitación de una red de 20.000 tutores, y es parte de lo que yo planteé acá. Hay una sola posibilidad en la Argentina, que es crecer desde abajo hacia arriba  y desde lo federal. Argentina es un país con 24 provincias, 2200 municipios y no hay manera que alguien arme un programa donde funcionen 2200 realidades totalmente distintas«.

Sigue cayendo la venta de alimentos, los empresarios lo saben, se han reunido con la UIA, ellos ¿qué piensan aportar para este acuerdo?

«Ya le han planteado a Alberto Fernandez la disposición a trabajar y a colaborar, y todos vamos a trabajar en esta línea.  El dato más brutal que tiene la Argentina es que mes tras mes baja el consumo de leche, y eso que significa? Que realmente las familias están en situación crítica, la gente primero dejó de comprar ropa, después se endeudó y ahora dejó de comprar alimentos, en esa situación estamos«.

¿Se va a mantener el sistema de retenciones que hay con el campo?

«No es un tiempo de hablar ni de retenciones ni de otra cuestión que tenga que ver con eso. El eje central es una gran convocatoria, Argentina contra el hambre, lo dijo Alberto Fernandez, no puede haber hambre en la Argentina, un país que produce alimentos«.

Compartir

Comentarios de Facebook

Dejar Comentario

avatar