CARGANDO

Escriba para buscar

Macri y Vidal por caminos separados

Bonaerense Nación Noticias Novedades PORTADA

Macri y Vidal por caminos separados

Compartir

Macri y Vidal deben encarar ambos el proceso proselitista para las elecciones de octubre. Pero la mandataria bonaerense parece proponer una campaña electoral más alejada del presidente Mauricio Macri y mirando al interior provincial más que al conurbano. Ella bajó la directiva de que quiere “una campaña para ganar”, aunque asuma que la empresa es harto difícil.

Además, en Provincia reconocen que “tampoco se puede ser autista ante la campaña nacional”. En ese contexto, todavía buscan en el entorno de la Gobernadora el discurso que la muestre independiente de la Rosada, pero sin renegar de lo que es el espacio.

Quiero ganar, quiero llevar adelante la propuesta que tengo; y si no gano voy a seguir representando a los vecinos de la Provincia”, les dijo la mandataria a los industriales la semana pasada. Anticipó la intención de seguir en la arena política.

Va a asumir la representación del tercio de votos que tiene en la provincia de Buenos Aires, va a estar al frente del espacio político”, reafirmó un funcionario con despacho en la Gobernación.

Si la derrota de Juntos por el Cambio se consolida en el país, Mauricio Macri quedará relegado definitivamente de la política, y la entonces oposición tendrá que buscar nuevos referentes. Entre Horacio Rodríguez Larreta, Vidal, Martín Lousteau, los intendentes del espacio que logren conservar sus distritos y la recomposición del radicalismo aparecerán esas opciones. La actual Gobernadora pretende, por lo menos, ser la conductora política en la provincia de Buenos Aires.

María Eugenia tiene que hacer una campaña para ganar, positiva, y después ver lo que te queda; no podés hacer nada que no sea intentar ganar, pero sabemos que es una misión casi imposible”, reconocen cerca de la mandataria. Algunos ya hablan de “portadora sana de macrismo”, y se aferran a que su imagen pública no ha sufrido un daño irreparable pese al resultado de las PASO. 

Mientras culpan a la estrategia nacional, se lamentan por las oportunidades perdidas y porque las peleas quizá no se dieron con la intensidad que debieron darse para quebrar las negativas constantes de la Rosada, en el vidalismo dicen que después del divorcio hay una nueva vida política para la actual Gobernadora, que tiene como base una concepción filosófica diferenciadora de Macri y los suyos.

Desde el equipo de campaña de Vidal destacaron que la gobernadora bonaerense se enfocará nuevamente en caminar la Provincia, con algunas visitas programadas y otras de sorpresa.

«Había una convicción muy fuerte de que era bueno desdoblar«, sostenían allá por enero/febrero en La Plata. Creían que si Vidal lograba despegarse de la mala imagen de Macri, tenía más posibilidades de darle pelea a Kicillof. Lo mismo le pasaba a los intendentes, los más interesados en desentenderse de la gestión de la Casa Rosada. Pero el plan fue dado de baja con los resultados ya conocidos.

«Puedo atravesar otra derrota, otra victoria, puedo empezar de nuevo el 10 de diciembre, pero hay algo que no puedo, y no me voy a aceptar de mí misma y no se los voy a aceptar a ustedes, y es darme por vencida«, indicó Vidal en la Casa de Gobierno, para el Gabinete ampliado: ministros, secretarios, subsecretarios y otros funcionarios de rangos bajos.

Vidal ya puso en práctica su plan para llegar con la frente en alto a octubre. Por ahora, consiste en escuchar más y hablar menos. La idea es retomar los timbreos y visitas casa por casa y municipio por municipio, es decir, volver a las fuentes para dar poder seguir dando pelea, aunque el combate parece estar cerca de la definición.

Y según trascendió, planteó: «Salga como salga, yo voy a seguir representando a los bonaerenses en el lugar que me toque».

Compartir

Comentarios de Facebook

Tags:

Dejar Comentario

avatar