CARGANDO

Escriba para buscar

Diario británico The Telegraph: «Argentina es el último desastre de Christine Lagarde: el próximo, Europa»

Economía Internacionales Nación Noticias Novedades PORTADA

Diario británico The Telegraph: «Argentina es el último desastre de Christine Lagarde: el próximo, Europa»

Compartir

La ex directora ejecutiva del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, irá el próximo miércoles 4 de septiembre al Parlamento europeo para defender su designación como presidente del Banco Central Europeo.

Pero la imagen política de la ex directora gerente del FMI con aspiración a la presidencia de Francia quedó afectada tras los resultados económicos obtenidos en Argentina, país al que le prestó 57.000 millones de dólares.

En una nota titulada «‘Argentina es el último desastre de Christine Lagarde: el próximo, Europa’, el periodista financiero británico Matthew Lynn se pregunta: ¿Cuántas economías tiene que arruinar Christine Lagarde antes de que el centavo finalmente caiga? La mujer que legó a Francia un ruinoso déficit presupuestario y que presidió las políticas que infligieron la peor recesión jamás registrada en Grecia, ahora parece preparada para acumular las peores pérdidas en la historia del Fondo Monetario Internacional. El rescate de Argentina estaba destinado a ser el mayor logro de su carrera, pero en cambio, el país se ha sumido en el caos y seguramente tendrá que dejar de pagar los miles de millones que el fondo le ha prestado.»

Y agrega: «En realidad, Catastrophe Christine como probablemente debería ser conocida, se desliza elegantemente de un desastre financiero a otro. Eso no es una coincidencia cuando hablamos de una abogada, sin ningún conocimiento de economía, que se aferra a teorías ya superadas que continuamente se traducen en políticas fallidas. En sí mismo, eso podría no importar mucho: las pérdidas en Argentina serán dolorosas, pero el Fondo sobrevivirá. Pero Lagarde se dispone ahora a dirigir el Banco Central Europeo. En un momento en el que Alemania se encamina a una recesión y en el que Italia amenaza con una crisis financiera, la ineptitud de Lagarde podría acabar finalmente con la moneda única».

«Si usted dirigiera el FMI, el dossier sobre Argentina debería venir con el equivalente financiero de las advertencias que ponen en las cajetillas de cigarrillos: «Puede dañar su salud», o al menos su billetera. El país ha pasado por más rescates de los que la mayoría de nosotros podemos recordar (son nueve hasta ahora, en caso de que quieran una cifra precisa). Eso, sin embargo, no impidió que Lagarde presidiera otra más. En el transcurso de 2018, ella preparó un paquete de préstamos de 57.000 millones de dólares para el país, el mayor rescate en la historia del Fondo. Incluía, como era de esperar, algunos toques típicos de Lagarde, como los objetivos de diversidad de género e inclusión. Pero sobre todo vino con muchas demandas de austeridad y recortes presupuestarios. ¿Cómo se está desarrollando?: no muy bien siendo optimistas», arremete el medio europeo.

«El mes pasado el peso argentino ha colapsado, la inflación se ha disparado por encima del 50 por ciento, los tipos de interés están por encima del 60 por ciento, los inversores extranjeros han huido, la economía se ha detenido, y el país parece estar listo para el mayor impago en la historia del Fondo. Es difícil ver cómo Lagarde puede salir ilesa de esto. Sus huellas dactilares están en todo el paquete que se acordó hace tan solo un año, a pesar del gran nerviosismo sobre los préstamos y las condiciones a las que estaban sujetos en el momento en que se entregó el dinero. «La aplicación firme del plan estabilizará la economía, ayudará a reducir la inflación, mejorará la confianza y sentará las bases para un crecimiento inclusivo sostenible», dijo con confianza en julio del año pasado cuando se puso en marcha el rescate. Sería difícil estar más equivocada.

Y continúa: «No es el primer desastre que Lagarde ha protagonizado. Como ministra de Finanzas de Francia acumuló enormes deudas y desaprovechó la oportunidad de la reforma, sentando las bases para la derrota de su mentor Nicolás Sarkozy en las elecciones presidenciales de 2012. En el FMI, se puso de acuerdo con el BCE sobre un vergonzoso castigo para Grecia que priorizaba mantener el euro intacto por encima de la supervivencia de la economía griega. ¿El resultado?: una caída de casi 30 puntos del PIB, peor incluso que la Gran Depresión, que tardará al menos un par de generaciones más en recuperarse. Dondequiera que va Lagarde, deja un rastro de economías arruinadas a su paso«.

Compartir

Comentarios de Facebook

Dejar Comentario

avatar