CARGANDO

Escriba para buscar

Especialistas debatieron sobre la atenuación del presidencialismo en la Constitución de 1994

Congreso Noticias Novedades PORTADA

Especialistas debatieron sobre la atenuación del presidencialismo en la Constitución de 1994

Compartir

Reconocidos legistas expusieron en un espacio de reflexión realizado en el Congreso al cumplirse 25 años de la última reforma constitucional argentina. El panel fue moderado por el senador nacional Dalmacio Mera.

Por iniciativa de ambas Cámaras, y en el marco de la celebración en conmemoración del 25º aniversario de la jura de la reforma constitucional sancionada en el año 1994, se realizó el panel «Atenuación del presidencialismo en la reforma del 94. ¿Qué leyes habría que sancionar y cuáles modificar?”.

Al comenzar el encuentro, el presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales, Dalmacio Mera (Catamarca- PJ), destacó que “hoy contamos con dos hombres que han sido protagonistas muy importantes de la década del 80 y del 90” y que “ambos tuvieron que ver con la reforma del 94”. Además, resaltó que “las atrocidades más grandes que hemos vivido como país tal vez nos dieron la reforma más consensuada entre distintos actores y sectores no solo políticos”.

El abogado y sociólogo Roberto Gargarella resumió que “el constitucionalismo latinoamericano de la última etapa no tomó centralmente en cuenta el tema de la desigualdad económica y política” y que “vivimos en un paradigma radicalmente democrático y tenemos un traje institucional chico diseñado bajo el paradigma de la desconfianza democrática”, lo cual “genera la tensión de que tenemos instituciones estructuralmente incapacitadas para reconocer la diversidad y heterogeneidad que existe socialmente de demandas”.

Además, se refirió a la incorporación de derechos al plantear que “no hemos reformado de modo acorde la organización del poder” y añadió que “el gran error del constitucionalismo latinoamericano del siglo XIX tiene que ver con que son constituciones que reflejaron de un modo muy absurdo el pacto liberal- conservador”.

Por su parte, el abogado y político argentino Ricardo Gil Lavedra recordó que “no hubo un consenso pleno entre los partidos políticos que establecieron los acuerdos necesarios para la reforma acerca de la atenuación del presidencialismo” y destacó que esto “originó que hubiera una redacción defectuosa, ambigua y confusa. Luego de sancionado, la práctica, la doctrina y la propia conducta del Congreso de la Nación y del Ejecutivo, terminaron de vaciar la figura”.

En ese sentido, instó a reflexionar sobre “la figura del jefe de gabinete” y el “desapego al texto de la Constitución”, y  proporcionó “recomendaciones respecto de leyes” como por ejemplo “una ley de control diferente a la 26.122 y tratar de aprovechar algunas cuestiones de la Constitución por ejemplo en materia de delegación legislativa”.

A continuación, el abogado convencional constituyente Alberto García Lema resaltó que, entre otras, “las normas están basadas en el mayor poder que se otorgó al Parlamento, mayor cantidad de tiempo de sesiones, mayor eficiencia en el funcionamiento del Parlamento e incrementar el rol de la oposición en el Senado al incluir un senador por la minoría”.

También explicó que “el sistema de la atenuación del presidencialismo no es la fórmula que está reducida a la figura entre Presidente y jefe de gabinete sino que debe leerse el conjunto de las reformas y cómo juegan cada una de ellas”.

Compartir

Comentarios de Facebook

Dejar Comentario

avatar