CARGANDO

Escriba para buscar

El Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA informó que el 45,5% de los niños no tienen libros infantiles en su hogar

Nación Noticias Novedades PORTADA

El Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA informó que el 45,5% de los niños no tienen libros infantiles en su hogar

Compartir

En los últimos ocho años la Argentina urbana ha experimentado un déficit sostenido, y con tendencia regresiva, en la estimulación de la lectoescritura en el interior de los hogares con niños y niñas de 0 a 4 años. A pesar de que se han implementado políticas expansivas de ingresos que incluyeron el progresivo incremento de transferencias no contributivas especialmente orientadas a la infancia, y que existe evidencia de un sostenido crecimiento del gasto público total y social, la situación socioeconómica se ha deteriorado. Hoy, el 50% de la infancia se sitúa por debajo de la línea de pobreza monetaria.

¿Cómo impacta el contexto social sobre las prácticas familiares?

Los comportamientos y actividades de cuidado y crianza que realizan las familias con los niños  para estimular su desarrollo humano y social, están mayoritariamente influenciados por una serie de factores internos a la propia familia, y ello se evidencia en las persistentes desigualdades sociales.

Dos indicadores en particular sirven para ilustrar el déficit de estimulación del desarrollo de la lectoescritura en la infancia temprana:

No ser receptor de cuentos ni de historias orales: Se estima que más de 3 de cada 10 niños no son estimulados a través de la lectura de cuentos y/o narraciones orales. Entre 2010 y 2015, este indicador se mantuvo estable en torno a un 30% en promedio, pero a partir de 2017 superó el 34%. Para 2018, fuertes disparidades sociales elevaron la cifra al 42,4% de los niños del estrato trabajador marginal y al 21,5% en el estrato medio no profesional y profesional.

No tener libros infantiles en el hogar: Se estima que en 2018 el 45% de los niños y niñas de 0 a 4 años no tuvo libros infantiles en su casa. Este indicador es superior al déficit en la estimulación oral a través de la narración de historias, por lo que inferimos que hay adultos de referencia que promueven la estimulación intelectual de los niños a través de la tradición oral. Si bien esta práctica es importante, no supera las carencias intelectuales que surgen de la falta de estimulación mediante la lectura, y las desigualdades sociales en este aspecto son muy significativas y persistentes.

¿Por qué importa subrayar estas privaciones?

La medición de la pobreza multidimensional incluye un conjunto de indicadores sobre estimulación física, emocional e intelectual que  sirven para tomar la temperatura al deterioro, incremento, o persistencia de las brechas de desigualdad social. En este sentido, el impacto de la lectoescritura sobre el desarrollo del pensamiento abstracto y del lenguaje tiene un lugar primordial.

Múltiples estudios recomiendan la lectura dialógica en el hogar, ya que tiene un impacto positivo en la adquisición de habilidades de lectoescritura y del lenguaje. Comparado con la lectura tradicional, los diálogos y la interacción ayudan a que las niñas y niños mejoren su vocabulario, su receptividad y expresividad. El momento de lectura dialógica es una oportunidad para involucrarlos activamente e incentivarlos a expresar su opinión. Para despertar el interés de los pequeños por la lectoescritura, es ideal contar con una variedad de textos que cumplan funciones diferentes y estén redactados con distintos estilos y grados de formalidad. La carencia de recursos y de tiempo o herramientas para llevar a cabo esta actividad representa un reto para los hogares más vulnerables.

¡A leer y escribir en casa!

La estimulación emocional e intelectual en la infancia a través de la lectura y la escritura contribuyen a un desarrollo infantil saludable. Es importante estimular e involucrar a los niños lo más posible en este proceso, con las herramientas disponibles según cada contexto. Si es posible, usar una variedad de textos e historias, leer por turnos y motivar a los niños a imaginar e inventar otros desenlaces. La participación del adulto cuidador es clave para que el aprendizaje infantil en esta interacción se afiance lo más posible. Así que ya sabes… la lectura y escritura en la infancia pueden convertirse en aliados clave para cerrar brechas de inequidad y catapultar el desarrollo de los niños.

Compartir

Comentarios de Facebook

Dejar Comentario

avatar