CARGANDO

Escriba para buscar

La policía impidió que movimientos sociales levantaran una carpa en el obelisco

Ciudad Noticias Novedades PORTADA

La policía impidió que movimientos sociales levantaran una carpa en el obelisco

Compartir

Luego de forcejeos, gases lacrimógenos y lanzamiento de piedras la situación se calmó y los movimientos sociales pudieron lograr su objetivo de repartir colchones y alimentos para la gente en situación de calle.
Todo se inició a partir de la instalación sin un permiso previo, según señaló la fuerza porteña, lo que generó momentos de tensión con los manifestantes, quienes arrojaron piedras como respuesta a los gases lacrimógenos que lanzaban los efectivos policiales.
Los manifestantes contestaron arrojando piedras y la tensión fue en aumento hasta que uno de ellos fue violentamente reducido en el piso y luego introducido dentro de un carro de asalto.
Fuentes policiales señalaron que «a instancias de lo solicitado por Espacio Público se hizo un barrido de la zona del Obelisco porque las organizaciones sociales que pretendían instalar una carpa en el lugar no tenían el permiso correspondiente y allí surgieron los incidentes».
Para llevar a cabo este tipo de acciones, se debe pedir un permiso previo al Gobierno porteño, como lo hizo el gremio de Camioneros, que instaló ollas populares en la zona de la Plaza Congreso.
Esa autorización vencía a las 16:00 y el gremio cumplió con la exigencia.
Sin embargo, estas organizaciones sociales que pretendían armar carpas en el Obelisco «no tenían ningún tipo de permiso previo», por lo que la Policía de la Ciudad «cumplió con la orden de desalojo emitida por el Ministerio de Espacio Público porteño».
Según voceros de la Policía de la Ciudad, «a la mañana en Plazoleta Sur del Obelisco se congregaron alrededor de 400 personas de M.T.E., CTEP y Frente Darío Santillán, quienes también instalaron un gazebo para repartir alimentos y siendo las 16.00 apróximadamente, el dirigente Juan Grabois manifestó intenciones de armar una carpa para varias personas, lo que fue negado por Espacio Público».
«Al ser notificados se tornaron hostiles y arrojaron elementos contundentes hacia el personal policial y como consecuencia de ello, se detuvo a dos de los agresores, que fueron retirados de la zona«, agregaron las fuentes consultadas.
Sin embargo, el líder de la CTEP, Juan Grabois remarcó en declaraciones formuladas a la prensa durante el reclamo que «esta protesta no interrumpe el tránsito» y que estaban «dando de comer».
En el momento en que se iniciaron los incidentes, Grabois sostuvo que «hubo un montón de policías que reprimieron con gas y les pegaron a nuestros compañeros».
Por su parte, el secretario general de la CTEP porteña, Rafael Klejzer, afirmó que «la policía reprimió gente en situación de calle, fue una fuerte represión», al tiempo que agregó que «el Gobierno es un desastre y lo que más odia son las ollas populares porque quieren esconder la pobreza debajo de la alfombra».
«Esperábamos represión pero no con estas características, siempre está la posibilidad de que no te dejen instalar. Lo que pasa es que terminaba con 2.000 personas acá«, precisó Klejzer en declaraciones radiales.

Compartir

Comentarios de Facebook

Tags:

Dejar Comentario

avatar