CARGANDO

Escriba para buscar

Carrió: «Yo no me peleo con Macri; garantizo la institucionalidad»

Nacionales Noticias Novedades

Carrió: «Yo no me peleo con Macri; garantizo la institucionalidad»

Compartir

La diputada nacional de Cambiemos Elisa Carrió volvió a bajarle el tono a su relación ríspida con el Poder Ejecutivo, al sostener que ella «no se pelea» con el presidente Mauricio Macri, sino que por el contrario, hace un aporte decisivo «garantizando la institucionalidad» del Gobierno.

«Yo recuerdo en octubre, cuando tuvimos el intento de golpe cambiario y político, lo pasamos. Y yo ahí estuve junto al Presidente. Porque la gente cree que yo me peleo con el presidente. No, yo garantizo la institucionalidad. Después puedo discutir todo lo demás«, aclaró.

Además, Carrió dio una versión diferente sobre su pedido de juicio político al ministro de Justicia, Germán Garavano, episodio que marcó el pico de tensión con el Poder Ejecutivo, y que dejó a la alianza Cambiemos al borde de la fractura, en medio del momento de mayor algidez económica.

«Le pedí el juicio político a Garavano, pero en realidad era para impedir el pacto de impunidad de Menem. Le pego a Garavano, pero en realidad le estoy pegando a todo el proceso de impunidad, que podía ser un pacto originado desde Pichetto con algunos sectores del Gobierno», relató sobre los sucedido en esos meses de máxima fricción.

Por otra parte, ratificó que en las próximas elecciones no se presentará como candidata en ninguna categoría y reveló que una vez que se le venza su mandato de diputada en 2021 se retirará de la política institucional y se volcará a la actividad privada.

«Me quedan tres años de mandato, estoy planeando mi vida posterior. Me voy a dedicar de lleno a la campaña para la reelección de Mauricio. No voy a postularme más. Ya este año abro el estudio y empiezo a organizar mi vida futura», señaló.

En otro orden, Carrió admitió errores en la política económica de Cambiemos, aunque avizoró la salida de la recesión a partir de mitad de año.

«Yo pensé que esto que vivimos ahora lo íbamos a vivir en el momento de asumir. Las Lebac fueron un error. Esta crisis la tendríamos que haber tenido antes, para sanear más la economía. Hemos fallado en la lucha contra el hambre, por eso estoy trabajando con los bancos de alimentos», admitió.

Más allá de reconocer los «errores» del Gobierno en «la devaluación histórica» que produjo en el tercer trimestre del año pasado, la legisladora oficialista rescató que una vez pasado ese proceso se pudo controlar la situación.

«Creo que se pasó una devaluación histórica. Hubo errores allí, pero esto estructuralmente se corrigió. Aun con recesión tenemos una mejora decisiva en la balanza comercial. No hay problema con la deuda. Ahora el gran desafío es bajar la inflación, para bajar la tasa», consideró.

Además, señaló que los sacrificios que vive la población a raíz de la situación económica post-devaluatoria tienen «un sentido de futuro que hoy no se revela, pero que en poco tiempo se verá».

«El sufrimiento de la Argentina y de sus clases medias y pymes ha sido enorme. Pero creo que esto tiene un sentido de futuro que hoy no se revela, pero que en poco tiempo se verá, que es dejarles a las futuras generaciones, en medio del totalitarismo que avanza en el mundo, un país republicano, ubicado en el centro democrático, que pueda hacer política exterior de no violencia y antifascista», analizó.

En tanto, admitió que no va a ser posible dejar atrás la recesión «de una manera rápida«, ya que de obrar las medidas económicas necesarias para aplicar un shock de reactivación de la economía, esto redundaría en un nuevo salto de la inflación.

«Salir de una manera rápida no vamos a poder, por una razón sustancial: que si no, nos sube la inflación. Creo que va a ir mejorando sobre todo a partir de junio, julio, agosto. A fines de año vamos a estar mejor que ahora», evaluó.

Compartir

Comentarios de Facebook

Tags:

Dejar Comentario

avatar