CARGANDO

Escriba para buscar

Murió el ex canciller Héctor Timerman, con el reconocimiento de Cristina Kirchner y el ex jefe de la Interpol

Noticias Novedades

Murió el ex canciller Héctor Timerman, con el reconocimiento de Cristina Kirchner y el ex jefe de la Interpol

Compartir

El ex funcionario de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner, Héctor Timmerman murió el 30 de diciembre pasado. En marzo había viajado a Estados Unidos para tratarse la enfermedad, pero en los últimos meses se lo notó desmejorado. En julio, Timerman declaró desde su casa en el marco del juicio oral en su contra por el presunto encubrimiento del atentado a la AMIA a partir del Memorándum con Irán.
«Cuatro años pasaron… ¿Pueden decirme en qué avanzó la causa? Lo único que avanza es mi cáncer y esa es una gran frustración«, señaló el ex ministro de Relaciones Exteriores durante su exposición.
Tras pasar un tiempo en prisión domiciliaria por esta investigación, el juez federal Sergio Torres, que en ese momento subrogaba a su par Claudio Bonadio, le concedió en marzo la excarcelación por «razones humanitarias y extraordinarias» para que así pudiera ir a tratarse al prestigioso hospital Mount Sinai de Nueva York.
Es que el ex funcionario tenía previsto viajar a principio de año a la ciudad norteamericana, pero cuando estaba en el aeropuerto no pudo abordar el avión ya que Estados Unidos le había revocado la visa debido a su condición procesal.
«Dolor«, escribió su abogada, Graciela Peñafort, en Twitter para expresar su lamento por el fallecimiento de su defendido.
«Adiós, querido amigo. Dios no quiere cosas puercas por lo cual, los hijos de puta que te lastimaron sin razón, pagarán por ello. No lo dudes. Que Dios te bendiga», manifestó, por su parte, el ex jefe de Gabinete Aníbal Fernández.
Hijo del periodista Jacobo Timerman, fundador del diario La Opinión, Héctor también comenzó su carrera en el mundo de los periódicos. En 1976, cuando tenía sólo 22 años, dirigió durante un corto tiempo el matutino La Tarde, que apoyaba el golpe militar que recién se iniciaba y que también pertenecía a su padre, quien más tarde sería secuestrado y torturado por el régimen.
En el 2003 entró a la política de la mano del ex presidente Néstor Kirchner, que lo nombró cónsul general en Nueva York y luego embajador argentino en Estados Unidos.
En el 2010, la ex mandataria Cristina Kirchner lo designó ministro de Relaciones Exteriores en reemplazo de Jorge Taiana: estando en este cargo es que negoció el Memorándum con Irán.
El fallecido fiscal Alberto Nisman lo acusó de haber organizado un acuerdo con las autoridades del país islámico para encubrir el atentado a la AMIA a cambio de mejores intercambios comerciales entre ambas naciones.
Timerman siempre negó la presunta cumbre secreta en la ciudad siria de Alepo y sostuvo que «Irán negoció con la Argentina porque necesitaba mostrarle al mundo que podía negociar con un país extranjero» y «no porque le interesara» resolver la cuestión AMIA.
«Mañana declaro en el juicio por encubrimiento. Es la segunda vez q lo hago a mi solicitud. Cada vez tengo menos fuerzas y quiero demostrar quién miente y quién dice la verdad», fue uno de los últimos mensajes que publicó el ex Canciller en Twitter.

Cristina Kirchner, lo recordó como un «argentino«, «peronista» y «judío hecho y derecho«, y atribuyó el origen de la enfermedad al «irracional e injusto ataque» del que ambos fueron blanco producto de la firma del Memorándum de Entendimiento con Irán.
«Pienso y siento la necesidad de decir hoy lo que siempre dije en privado a quien quisiera escucharme: Héctor se enfermó por el dolor y el sufrimiento que le provocó el irracional e injusto ataque que ambos sufrimos con motivo de la firma del memorando de entendimiento con Irán para lograr el esclarecimiento del atentado terrorista contra la mutual judía y poder destrabar así la causa judicial de la AMIA, que a casi 25 años del hecho continúa paralizada y sin ningún condenado», reflexionó la ex presidenta en un sentido homenaje póstumo a su último canciller.
En la misiva escrito desde su residencia de El Calafate y publicada en sus redes sociales, la actual senadora nacional del Frente para la Victoria evocó al ex funcionario como un «judío hecho y derecho» que sufría con «profunda angustia» los «ataques» que le dedicaban «las instituciones de la comunidad judía» durante su gestión.
«Me acuerdo en muchísimas oportunidades cuando venía a verme a mi despacho, lo notaba que estaba muy mal por los ataques de las instituciones de la comunidad judía. Me contaba en detalle lo que cada uno de ellos había dicho sobre él y nuestro gobierno por la firma del acuerdo. No me lo contaba enojado o indignado.
Lo que Héctor transmitía, era una profunda angustia. Pude percibirlo desde el primer momento y me llevó en muchas oportunidades a decirle ´Por favor Héctor no les des bolilla, te vas a enfermar, mirá cómo estás´», rememoró.
La ex mandataria destacó que en la negociación de la firma del Memorándum «a Héctor lo había guiado no sólo su responsabilidad como canciller» sino además «su condición de judío creyente y practicante».
«Lo recuerdo organizando mi primer viaje a Israel y Palestina en el año 2005. Era cónsul en New York cuando me dijo que la Universidad Hebrea de Jerusalén me iba a invitar a dar una conferencia y le gustaría acompañarme. Me sugirió que debía también visitar Palestina para honrar la postura histórica de la Argentina y el peronismo del reconocimiento de los dos estados», rememoró.
«Porque, claro, Héctor además de judío era por sobre toda las cosas argentino y peronista. Nunca he visto sufrir tanto a nadie por los ataques, las calumnias y las injurias que le propinaban», lamentó.
Para Cristina Kirchner, «la persecución judicial posterior, dirigida por el actual gobierno y la insólita, aunque no inédita, calificación de traidores a la patria lo acabaron de demoler».
En otro párrafo, la ex jefa de Estado enalteció el rol histórico que desempeñó Timerman en las gestiones para lograr la resolución de las Naciones Unidas sobre reestructuración de deuda soberana de los países que se dio «en el marco de nuestra defensa de los intereses nacionales contra la depredación de los fondos buitres».
A su criterio, el ex ministro de Relaciones Exteriores fue «el verdadero artífice, junto a Axel Kicillof» de aquel hito que legitimó la posición argentina en el litigio internacional con los holdouts.
«Héctor había asumido esa tarea con la pasión de siempre y una dedicación inclaudicable«, remarcó, y detalló que gracias a sus gestiones se consiguió que «el voto negativo de muchos países que estaban siendo presionados para votar negativamente se convirtieran en abstención», obteniendo «una victoria inédita en la historia de la diplomacia argentina».
«En épocas de endeudamientos seriales. En tiempos de la vuelta al FMI y de diplomáticos que «reconocen» a los ingleses como autoridades en Malvinas, la figura de Héctor Timerman, no tengo ninguna duda, será recordada y reconocida por la historia por su dignidad y su incansable lucha por la defensa de los intereses nacionales. Querido Héctor: judío, peronista y por sobre toda las cosas argentino, gracias y hasta siempre«, concluyó Cristina Kirchner.
Otro que lo reivindicó al recordarlo fue el ex jefe de Interpol Ronald Noble quien dijo que Timerman fue un «hombre íntegro» que «murió bajo una nube de falsas acusaciones» sobre un supuesto pacto de impunidad en la causa AMIA.
«Héctor Timerman fue un hombre íntegro: dedicado a su amada #Argentina y a su gente. Murió bajo una nube de falsas acusaciones porque el poder judicial de Argentina no realizó una investigación exhaustiva», evaluó.
El ex secretario general de Interpol negó que la diplomacia argentina, en cabeza de Timerman, le haya pedido el levantamiento de las alertas rojas sobre los sospechosos de haber perpetrado el atentado contra la sede de AMIA en 1994 como parte de la negociación del Memorándum de Entendimiento con Irán.
Por el contrario, resaltó que «en cada una de las interacciones» que mantuvo con el ex canciller en ese momento, él «quería asegurarse que las notificaciones rojas de AMIA se mantuvieran vigentes».
«Con suerte, el poder judicial de Argentina le pedirá a #INTERPOL oficialmente, como debió haberse hecho hace años: «¿Alguna vez Timerman o alguien de #Argentina pidió a INTERPOL que eliminara o suspendiera las notificaciones rojas de AMIA? La respuesta será «No…jamás», reafirmó Noble.

Compartir

Comentarios de Facebook

Tags:

Dejar Comentario

avatar