CARGANDO

Escriba para buscar

Acuerdo Gobierno, CGT y empresarios un bono de $ 5000 para que no haya paro general

Nacionales Noticias Novedades

Acuerdo Gobierno, CGT y empresarios un bono de $ 5000 para que no haya paro general

Compartir

El encuentro se realizó en la sede del Sindicato de Sanidad, donde el ministro de Producción, Dante Sica, y el secretario de Trabajo, Jorge Triaca, avanzaron con la implementación del bono y quedaron con los gremialistas y empresarios en volver a reunirse en los próximos días para terminar de definir el beneficio en medio de la recesión económica que atraviesa el país.
La idea es abonar dos bonos de 2.500 pesos antes y después del medio aguinaldo de diciembre, es decir en noviembre y enero próximos, como paliativo ante la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores tras las subas de precios por la devaluación del peso.
En rigor, el Gobierno y los empresarios dieron aval a esta iniciativa para tratar de contener las demandas salariales de los sindicatos en el proceso de reapertura de paritarias que se viene, luego de que Camioneros y Sanidad sellaran nuevas actualizaciones por encima del 40 por ciento.
Fue una muy buena reunión, se avanzó bastante en ver la posibilidad de un bono que recomponga parcialmente el salario de los trabajadores”, indicó Gustavo Weiss, presidente de la Cámara de la Construcción, quien confirmó que se tratará de dos bonos de 2.500 pesos y que se está viendo de qué forma implementarlo.
Por su parte, el titular de la CGT Héctor Daer aseguró que la central podría “reconsiderar” el paro nacional si el bono que se discute con el Gobierno se implementa por decreto y de manera obligatoria para todos los trabajadores.
“Esperemos que mañana (por este miércoles) tengamos el decreto con la letra chica para analizarlo el jueves en la reunión del Consejo Directivo de la CGT”, sostuvo Daer al retirarse la reunión.
Al mismo tiempo admitió que la CGT podría “reconsiderar su postura” de ir a una nueva huelga si el pago del bono tiene “carácter imperativo y universal”, mientras recordó que el paro general “no está declarado” y que se trata de “una posibilidad”.
En las últimas semanas, tanto Daer como Acuña habían planteado en público la chance de que la CGT llamara a un nuevo paro, esta vez por 36 horas y para la última semana de este mes, en reclamo de que el Gobierno dé respuestas a los reclamos de la central para morigerar los efectos de la caída económica.
La medida de fuerza iba a coincidir con la cumbre del G-20 que se realizará en Buenos Aires los días 30 de noviembre y 1 de diciembre.
En el marco de este posible acuerdo, la CGT exige que el pago del bono se produzca mediante un decreto que recalque la obligatoriedad del mismo, a fin de evitar lo que sucedió en 2016, cuando acordó con el Gobierno también un bono compensatorio, pero al no ser obligatorio sólo algunos gremios lo recibieron.
Por otro lado, Daer señaló que en la reunión se analizó también la posibilidad de implementar de manera obligatoria una instancia previa a un despido, que sería una audiencia en el Ministerio de Trabajo siempre que una empresa disponga la cesantía de un trabajador, a fin de intentar que se revea la situación.
Además, los sindicalistas dejaron un pedido para que se aplique un bono compensatorio también para los jubilados o que se adelante para diciembre la próxima actualización automática de sus haberes prevista para marzo del año que viene, a lo que Sica respondió que ese reclamo excedía el propósito de esta reunión, aunque se comprometió a evaluar la solicitud.
Hemos creado un ámbito de diálogo junto a los empresarios y los representantes de los trabajadores. Es en este espacio en el que podemos consensuar herramientas que nos permitan recuperar el poder adquisitivo del salario y preservar el nivel de empleo“, destacó Sica en un comunicado.
En la misma gacetilla, el Ministerio de Producción aclaró que “la aplicación del bono se definirá de acuerdo a la situación de cada sector”.
Por el Gobierno estuvieron Sica y Triaca; mientras que por el sector empresario estuvieron autoridades de las cámaras más importantes, entre ellos Miguel Acevedo (UIA); Alvarez Saavedra (UIA), Daniel Funes de Rioja (COPAL), Gustavo Weiss (CAMARCO), Natalio Grinman (CAC) y Gerardo Díaz Beltran (CAME).
Por la CGT asistieron los dos secretarios generales, Héctor Daer y Carlos Acuña, además de Armando Cavalieri (Comercio), Omar Maturano (La Fraternidad), Andrés Rodríguez (UPCN), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Jorge Sola (Seguros), Roberto Fernández (UTA) y Abel Frutos (Panaderos), entre otros.

Por su parte, el secretario general de la CTA de los Argentinos, Hugo Yasky, consideró que la posibilidad de un bono de fin de año es “un anuncio ficticio, engañoso“, ante lo cual subrayó que junto al Frente Sindical liderado por Hugo Moyano van a “darle continuidad a las medidas de fuerza”.
“Es un anuncio ficticio, engañoso. El bono en sí no existe“, sostuvo el también diputado nacional, que definió de “endeble” al acuerdo hecho entre la CGT, el Gobierno y los empresarios.

Compartir

Comentarios de Facebook

Tags:

Dejar Comentario

avatar