CARGANDO

Escriba para buscar

Mucha expectativa para pocos resultados. Esperada conferencia de Macri: diez preguntas sorteadas, ningún anuncio ni autocrítica

Nacionales Noticias

Mucha expectativa para pocos resultados. Esperada conferencia de Macri: diez preguntas sorteadas, ningún anuncio ni autocrítica

Compartir

La cantidad de periodistas que concurrió a la residencia presidencial duplicó a la de la última rueda de prensa que Macri había encabezado en el mismo lugar el 16 de mayo pasado, quizás por la antelación con la que había sido convocada.
Un dato de color fue la presencia de la primera dama, Juliana Awada, quien siguió de pie la exposición de su esposo, mientras que sentados en la primera fila se ubicaron funcionarios como el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el secretario general de la Presidencia, Fernando De Andreis; el de Comunicación, Jorge Greco; y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana.
Las diez preguntas habilitadas por Presidencia fueron sorteadas por los propios periodistas de los distintos medios, dividiéndose en radios, canales de TV, gráfica y prensa internacional, y los que se ganaron la oportunidad fueron Canal 9, Crónica TV, Radio Nacional, Radio 10, Tiempo Argentino, El Destape Web, Bing Bang News y Valor Económico de Brasil.
Si bien en los días previos hubo especulaciones sobre la posibilidad de que el jefe de Estado aprovechara la conferencia para realizar algún anuncio, finalmente se limitó a realizar una introducción y luego someterse a las preguntas de la prensa a “agenda abierta”.
Comparada a las anteriores ruedas de prensa de Macri, esta vez las respuestas fueron más breves, aunque también influyó el hecho de que Presidencia exigiera a los periodistas realizar una sola pregunta y no apelar al recurso de incluir “dos en una”.

El histórico periodista Roberto Di Sandro, acreditado en la Casa Rosada desde hace 70 años ininterrumpidos y actualmente en Crónica TV, fue el encargado de realizar la primera consulta, con fuerte tono crítico hacia la gestión. Las otras nueve preguntas también tuvieron, como nunca antes había sucedido, un tono crítico, recorriendo los tópicos de temas espinosos, como el de los aportes de campaña truchos en la campaña de Cambiemos Buenos Aires, la cuestión de la inflación, sobre los dichos de Carrió respecto a que el debate por el aborto había sido impulsado porque se sabía que no avanzaba, los despidos en Télam y sobre el rumbo de la economía.

Las respuestas, en general, no fueron precisas, sino que mantuvieron el tono de generalidad y expectativa positiva hacia un futuro venturoso, que vendrá luego de salir de la experiencia populista.

Compartir

Comentarios de Facebook

Dejar Comentario

avatar