CARGANDO

Escriba para buscar

Si bien la oposición logró quórum para sesionar, Cambiemos no le habilitó el tratamiento de los proyectos sobre tarifas. En quince días se define

Noticias

Si bien la oposición logró quórum para sesionar, Cambiemos no le habilitó el tratamiento de los proyectos sobre tarifas. En quince días se define

Compartir

A diferencia de lo que ocurrió la semana pasada, en esta ocasión el interbloque Argentina Federal y el Frente Renovador lograron el quórum para comenzar con el debate, respaldados por el Frente para la Victoria, varios sectores del peronismo y el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) y el acompañamiento de los diputados de Cambiemos, que ante la inevitabilidad de la sesión, decidieron participar.
Sin embargo, la oposición, esta vez unificada, no pudieron alcanzar el voto a favor de los dos tercios del recinto, necesarios para avanzar con el tratamiento de las iniciativas, por lo que, después de casi seis horas de exposiciones, se terminó levantando la sesión.
Sucede que el oficialismo bajó a la Cámara para imponer su mayoría e impedir, una vez más, que avance la sesión especial convocada para discutir las propuestas, que todavía no cuentan con dictamen de todas las comisiones a las que fueron giradas.
El miércoles pasado, los diputados de Cambiemos se ausentaron durante la reunión parlamentaria para evitar dar quórum y que, de esa manera, se comenzara con el debate.
Esta mañana, en cambio, se logró la mayoría simple y, entre otras cosas, la oposición pidió “por lo menos permitirle a cada uno de los diputados explicar los proyectos que presentaron”.
El oficialista Mario Negri sostuvo que las iniciativas todavía no cuentan con dictamen de la comisión de Presupuesto y Hacienda, presidida por Luciano Laspina (PRO), por lo que “queda inhabilitada” la discusión.
Según tengo entendido, esa comisión se va a reunir el próximo miércoles a las 14:00, por lo que se están dando todos los pasos correspondientes”, destacó el radical.
Esto fue cuestionado por la legisladora massista Graciela Camaño, quien consideró que “el oficialismo quiere obstruir el funcionamiento” parlamentario.
El presidente del cuerpo, Emilio Monzó, llamó a un cuarto intermedio y luego permitió, antes de cerrar el encuentro, una breve exposición de cada uno de los 29 diputados que presentaron ideas de leyes contra los incrementos en las boletas de los servicios públicos, lo que se extendió durante varias horas.
Uno de los primeros en hablar fue Diego Bossio (bloque Justicialista), quien lamentó que no haya “voluntad política del Gobierno para tratar el tema de las tarifas”.
A su turno, Camaño ratificó su propuesta de que las facturas de los servicios “no aumenten más de lo que aumentan los ingresos” de los consumidores.
Luego, la jefa del bloque del Frente Renovador se dirigió al Ejecutivo: “El contexto de la situación actual en el país los obliga a encontrar una solución a esto”, manifestó.
Por su parte, el kirchnerista Axel Kicillof sostuvo que el oficialismo “cometió una enorme estafa electoral” al señalar que “el presidente Mauricio Macri aseguró que no iba a haber un tarifazo”.
“Ahora hay otra mentira, que el oficialismo permitió hoy que haya quórum. Mentira, vinieron porque sabían que íbamos a conseguir el número necesario (para comenzar el debate)”, agregó el diputado de Unidad Ciudadana.
Quizás el más eufórico fue el jefe de esa bancada, Agustín Rossi, que aprovechó su tiempo de discurso para cuestionar el Ejecutivo y aclarar “que no tienen el derecho moral para cuestionar” a su espacio. “Son el único Gobierno en el mundo que justifica las offshore. Todos sus funcionarios tienen cuentas en el exterior. Tienen un presidente acusado de contrabandista, no se olviden de eso, contrabandista. Están más sucios que los baños de Retiro”, agregó.
Monzó puso a votación el tratamiento de cada uno de los proyectos de la oposición, aunque ninguno consiguió el respaldo de los dos tercios de la Cámara, por lo se levantó la sesión especial. Como la comisión de Presupuesto y hacienda fue convocada para el próximo miércoles se espera que la iniciativa opositora obtenga dictamen, por lo que en quince días quedará habilitada para ser tratada en el recinto. En ese tiempo se abre un espacio de negociación para intentar seducir a los opositores con la iniciativa oficialista de disminución de impuestos y así terminar de cerrar esta discusión que, todos los analistas coinciden, está dañando la imagen gubernamental.

Compartir

Comentarios de Facebook

Dejar Comentario

avatar