CARGANDO

Escriba para buscar

El Juez Moro ordenó encarcelar a Lula. Tiene hasta las 17:00 del viernes para entregarse, pero no lo hará.

Internacionales Sin categoría

El Juez Moro ordenó encarcelar a Lula. Tiene hasta las 17:00 del viernes para entregarse, pero no lo hará.

Compartir

El Juez Moro, emblema de la operación Lava Jato, indicó en su decisión que le concede a Lula, “en consideración de la dignidad del cargo que ocupó, la posibilidad de  que se presente ante la Policía Federal de Curitiba (sur) antes de mañana viernes a las 17H00 (20H00 GMT) y prohibió además “la utilización de esposas en cualquier hipótesis”.

La medida sorprendió por su rapidez, menos de 24 horas después de que el Supremo Tribunal Federal (STF) rechazara por un estrecho margen de 6-5 un recurso de la defensa del expresidente (2003- 2010) para recurrir la sentencia en instancias superiores en libertad.

La orden de Moro se dio tras haber sido autorizado a emitirla por el tribunal de apelaciones de Porto Alegre, que ratificó su condena en enero.

Lula afirmó que la orden de prisión en su contra es un “absurdo” y una obsesión del juez Sergio Moro. “Entrevisté al expresidente Lula. Dijo que aguardará la orientación de sus abogados, cuando le pregunté si se iba a entregar“, tuiteó Alencar, un reconocido reportero de política en Brasil. El expresidente (2003-2010) replicó las publicaciones de Alencar en su propia cuenta de Twitter poco después. “Lula dijo que la prisión era un absurdo y un sueño consumista del juez Moro y de personas que quieren verlo pasar un día preso“, relató Alencar en la red social.

La presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, se reunió con Lula y aseguró que estaba “bien, sereno, con la consciencia tranquila de los inocentes“. Esta sería “una prisión política que vulnera la presunción de inocencia” y que, de concretarse, mostraría a Brasil como una “republiqueta bananera“, afirmó Hoffmann.

Imputado en otros seis procesos judiciales, el exmandatario niega todas las acusaciones y las considera parte de un complot de las élites para que no pueda volver al poder después de haber dejado el cargo en 2010 como el presidente más popular de la historia reciente de Brasil.

El partido de los Trabajadores (PT) del exmandatario (2003- 2010) convocó de inmediato a una “movilización general” contra la detención de su líder.

Paradójicamente, la ley brasileña permitiría que Lula haga precampaña desde la cárcel, ya que su postulación solo debería ser invalidada en agosto por la justicia electoral, que impide participar en comicios a personas condenadas en segunda instancia, como es su caso desde enero.

Con el PT pudiendo verse forzado a cambiar de candidato a último momento, los comicios de octubre se prevén como los más inciertos desde la restauración de la democracia en 1985.

Por su parte, en Argentina hubo repercusiones.

La Confederación General del Trabajo (CGT) expresó su “más enérgico repudio” contra el fallo de la Corte Suprema de Brasil que habilitó la detención de Lula Da Silva y denunció una “proscripción” contra el ex mandatario de ese país, quien planeaba volver a competir por la Presidencia. “Rechazamos la vulneración del derecho a la libertad hasta tanto no exista una sentencia definitiva. El golpe institucional que empezó con la destitución de la compañera Dilma Rousseff hoy se consagra con la injusta decisión judicial”, sostuvo el comunicado de la central obrera. Y agregó: “Los trabajadores de la Argentina nos solidarizamos con los trabajadores de la hermana República del Brasil y con el compañero Lula”. “Repudiamos, asimismo, la inapropiada intromisión de altos mandos de las fuerzas armadas brasileras, que atentan contra la convivencia y la democracia. Defendemos el derecho del pueblo brasileño a elegir democráticamente a su nuevo gobierno con la participación de todos los candidatos“, finalizó.

El bloque de diputados nacionales del Frente para la Victoria-PJ se solidarizó y denunció un “Golpe judicial” en el marco de un “plan de la derecha” para que “no haya más líderes populares que gobiernen para los trabajadores”. Enviamos un enorme abrazo al compañero y amigo de la Patria Grande Lula da Silva como así también a todo el pueblo de Brasil que hoy está atravesando un golpe judicial sin precedentes“, manifestó la bancada liderada por Agustín Rossi en un comunicado, a propósito del rechazo del hábeas corpus presentado por el líder del PT. Destacó que la situación, “se produce en un contexto más general de ofensiva contra las fuerzas progresistas en Latinoamérica” a través de “la Justicia y los medios de comunicación”. “El plan de los poderes concentrados es unívoco para toda la región latinoamericana: impedir el retorno de esos procesos populares como sea. La justicia y los medios de comunicación trabajan mancomunadamente para lograr instalar sin inconvenientes el modelo neoliberal en la región. Modelo que regala la soberanía de los países y empobrece a los trabajadores”, analizó. Por último, el kirchnerismo de la Cámara baja solicitó al presidente Mauricio Macri que “adopte medidas en relación con la delicada situación político-institucional y el déficit democrático existente en Brasil”.

En medio de la definición sobre el encarcelamiento del líder de centroizquierda brasileño, Adolfo Pérez Esquivel inició la campaña de adhesiones en la plataforma Change.org para que Lula Da Silva sea reconocido con el Premio Nobel de la Paz por su lucha contra la pobreza y el hambre en Brasil.
He decidido publicar la carta que presentaré al Comité Nobel Noruego en septiembre de este año, momento en que se abre la convocatoria de nominaciones. Los y las invito a leer los fundamentos para que seamos miles en esta propuesta“, dijo Pérez Esquivel, quien recibió el Nóbel de la Paz en 1980 por su lucha contra la dictadura militar.

Compartir

Comentarios de Facebook

Dejar Comentario

avatar