CARGANDO

Escriba para buscar

Familiares visitaron las tumbas de los caídos en Malvinas: “No se puede repatriar lo que ya está en la Patria”

Noticias

Familiares visitaron las tumbas de los caídos en Malvinas: “No se puede repatriar lo que ya está en la Patria”

Compartir

Familiares de caídos en la Guerra de Malvinas visitaron el cementerio de Darwin, donde se colocaron las placas con los nombres de los 90 soldados que lograron identificarse en el marco de la tarea humanitaria conjunta entre la Argentina, el Reino Unido y la Cruz Roja Internacional.
En un viaje histórico y en medio de una profunda emoción, el grupo de 214 familiares y autoridades del Gobierno arribó a las 6:30 al archipiélago y se dirigió al cementerio para finalizar, 36 años después, el proceso de identificación de los soldados sepultados que hasta el momento no tenían nombre.
Allí, tuvo lugar una ceremonia religiosa y militar para homenajear a los caídos y se reemplazaron las placas que decían “Soldado sólo conocido por Dios” por las que contenían los nombres de los 90 que pudieron ser identificados de las 121 tumbas (y 122 cuerpos) que fueron exhumadas.
Del viaje participaron, entre otros, el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj; la presidenta de la Comisión de Familiares de Caídos, María Fernanda Araujo; y el militar inglés Geoffrey Cardoso, quien fue el encargado de construir el cementerio -donde hay 230 tumbas en total- y sepultar a los soldados argentinos tras el conflicto bélico de 1982.
Para el viaje se emplearon tres aviones, dos MD 83 charteados a la empresa Andes y un Gulfstream de SAS, los que regresaron a la base militar del aeropuerto de Ezeiza en horas de la tarde.
Era algo que la sociedad se merecía“, resaltó Avruj en conferencia de prensa tras la visita a Malvinas tras recordar que esta iniciativa de reconocimiento de los cuerpos enterrados en Darwin sin identificar “comenzó en el gobierno anterior“.
El secretario lamentó “la sordera del Estado” durante más de tres décadas y señaló: “Fueron muchos años de reclamo de los familiares esperando una respuesta”.
“Hoy en el cementerio, que debe ser un lugar sagrado para recordar a los que ya no están, había vida. Era un lugar para celebrar la vida en toda su dimensión. Esa imagen va a estar guardada en nuestras retinas para siempre”, agregó.
Tras el homenaje, el canciller Jorge Faurie destacó que el diálogo con el gobierno nacional entabló con el Reino Unido comenzó a “rendir frutos“, aunque aclaró que la disputa por la soberanía de las Islas Malvinas “no cambió“.
El reclamo de soberanía por Malvinas no cambió, pero el diálogo con Reino Unido rinde frutos”, subrayó el ministro de Relaciones Exteriores, que este domingo por la noche despidió a los familiares con una reunión en un hotel porteño.
En tanto, el gobierno británico de las Islas resaltó el trabajo conjunto con la Argentina en la organización del viaje y consideró que fue “un ejemplo de buena voluntad entre ambas partes”.
“Hoy, los familiares encontraron las tumbas de sus seres queridos completas con una lápida y sus nombres. En el cementerio, hubo una ceremonia religiosa y militar para conmemorar la ocasión. El Gobierno de las Islas Falkland acoge con beneplácito esta visita y ha trabajado estrechamente con las autoridades argentinas y la Asociación de Familiares para asegurarse de que sea un éxito”, expresaron los kelpers.
En un comunicado, definieron la visita del grupo de familiares como “histórica” y evaluaron que “demuestra lo que se puede lograr con buena voluntad de ambas partes”.

Fernanda Araujo, hermana de uno de los combatientes que murió en la guerra de 1982 y que fue reconocido gracias al trabajo de la Cruz Roja Internacional, remarcó que los restos “ya están” en el país. “Mientras queden algunas cruces y queden algunos de nuestros héroes, seguirán siendo nuestro último mojón de soberanía. Cuando el mundo entero vea ese cementerio, sabrá que por ahí pasó un puñado de hombres que tuvo el coraje de enfrentarse (a los enemigos)“, explicó.
Fue durante una conferencia de prensa que brindó en el aeropuerto de Ezeiza, tras regresar del homenaje que se le hizo a los soldados que fueron identificados tras haber estado casi 36 años enterrados en tumbas sin nombres.
“Sabemos que no van a volver a la Argentina porque ya están en la Argentina. He oído muchas veces la palabra repatriar, no se puede repatriar lo que ya está en su Patria“, resaltó Araujo.
No obstante, la dirigente aclaró que “cada familiar toma la decisión” de dejar a sus seres queridos en la isla o llevarlos a sus provincias, pero reiteró que su hermano “quedará allá junto a muchos de sus compañeros”.

Compartir

Comentarios de Facebook

Dejar Comentario

avatar