CARGANDO

Escriba para buscar

Se presentó en diputados el proyecto de ley que despenaliza el aborto

Nacionales

Se presentó en diputados el proyecto de ley que despenaliza el aborto

Compartir

El texto, que cosecho 71 firmas de representantes de todas las bancadas (el número más alto desde que se presentó por primera vez en 2008), establece que “toda mujer tiene derecho a decidir voluntariamente la interrupción de su embarazo durante las primeras catorce semanas del proceso gestacional”.
   Para ello, la propuesta elaborada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito indica que tendrá derecho a abortar en un hospital público o una clínica privada – con los gastos cubiertos por las obras sociales y las prepagas– “en un plazo máximo de cinco días desde su requerimiento”.
El plazo de catorce semanas no correrá en casos de violación, si estuviera en riesgo la vida o la salud (física, psíquica o social de la mujer) –como ya está en la ley– o si existieran malformaciones fetales graves.
En una conferencia de prensa que tuvo lugar en el anexo C de la Cámara de Diputados, la legisladora de Libres del Sur Victoria Donda manifestó su “alegría” por el acontecimiento y dijo que si bien se trata de la séptima presentación del proyecto, en esta ocasión “hay olor” de que el tema va a llegar al recinto y que va a culminar con media sanción de Diputados.
En tanto, rechazó de plano la propuesta de interponer una consulta popular no vinculante en todo el país, tal como habían sugerido diputados y senadores que resisten la legalización del aborto.
Tenemos la responsabilidad de que esta discusión se de donde se tenga que dar que es en el recinto de la Cámara de Diputados, sin excusas. En el recinto queremos votar si estamos a favor del aborto legal, seguro y gratuito o a favor de los abortos clandestinos. Acá no hay otra discusión”, enfatizó, generando el aplauso cerrado de los asistentes.
Donda, que acaba de integrarse en un interbloque junto al Movimiento Evita, cargó contra los autodenominados militantes “pro-vida”, al sostener que con esa postura “están avalando la existencia” de lugares donde “se realizan abortos clandestinos” y donde “tiran nuestras vidas al basurero”.
Por su parte, la diputada de la UCR Brenda Austin valoró que el tema haya sido mencionado por el presidente Mauricio Macri en su discurso de apertura de sesiones ordinarias del Congreso y remarcó la necesidad de un “Estado presente que no le de la espalda a los problemas, sobre todo cuando se habla de salud pública”.
En este marco, reclamó a los que se oponen a la legalización del aborto “salir de los falsos antagonismos” que se plantean cuando argumentan que ellos están a favor de la vida, en contraposición a quienes desde una postura pro-aborto estarían a favor de la muerte.
Nos merecemos un debate maduro, racional que salga de estos falsos antagonismos y dicotomías. No basta con decir que estamos a favor de la vida. Todos aquí estamos a favor del el derecho a la vida“, manifestó, y agregó que ese tipo de caracterizaciones son “simplificaciones que anulan el pensamiento”.
En el tramo más festejado de su discurso, Austin consideró que el debate debería desprenderse de las “creencias individuales” y las “visiones religiosas” para centrarse en una discusión que, “mirando la realidad”, pondere los “derechos humanos” y la “salud pública”.
Quienes bregamos por la legalización del aborto lo hacemos desde la convicción de que haya cada vez menos muertes en la Argentina por abortos clandestinos“, explicó.
A su turno, Araceli Ferreyra (Peronismo para la Victoria) argumentó que aquellos “países donde se legalizó el aborto no sólo bajó la tasa de mortalidad materna sino además la cantidad de abortos que se practican”.
Nathalia González Seligra (PTS-Frente de Izquierda) subrayó que el tema ya está suficientemente instalado en la sociedad y que ya “hay madurez” para avanzar con el tratamiento de la ley de aborto legal.
El debate ya está dado, ya hay condiciones para aprobarlo”, aseguró la diputada de izquierda, que hizo hincapié en que la única garantía para que el proyecto se apruebe es “la movilización en las calles”.
Porque las mujeres no queremos que la Iglesia ni que nadie tome el destino de nuestros cuerpos y nuestras vidas“, arengó, al tiempo que se entusiasmó con que “cientos de miles” de personas “hagan temblar la tierra” el próximo jueves durante la movilización al Congreso por el Paro Internacional de Mujeres.
En declaraciones a la prensa, Mónica Macha (Frente para la Victoria) puntualizó que las 71 firmas cosechadas para la presentación del proyecto son apenas “un piso” de voluntades y que “hay mucho para crecer” dado que “hay muchos legisladores que están en una posición de abstención o de duda“.
La sala donde transcurrió la conferencia de prensa estuvo atiborrada de diputados, referentes políticos y de distintas organizaciones feministas, mientras que afuera del Congreso se dieron cita cientos de militantes del aborto legal para acompañar el inicio del recorrido parlamentario que tendrá el proyecto, que comenzará a debatirse, a más tardar, el martes 20 en un plenario de comisiones.
A modo de réplica por el proyecto para la despenalización del aborto, ingresó también en la Cámara de Diputados otra iniciativa, esta con 15 firmas que busca el efecto contrario: neutralizar cualquier intento de legalizar la interrupción voluntaria de embarazos no deseados..
El “contraproyecto” es encabezado por el democristiano del interbloque Argentina Federal Juan Brügge y apunta a resguardar el “derecho a la vida” del “niño por nacer“.
La “Ley de Protección Integral de los Derechos Humanos de la Mujer Embarazada y de las Niñas y Niños por Nacer” reúne firmas de distintas bancadas y consta de 19 artículos.
El artículo 1 define “niño por nacer” como “todo ser humano desde el momento de la concepción o fertilización del óvulo, hasta el de su efectivo nacimiento”.
Además aclara que “cuando exista conflicto entre los derechos e intereses de los niños por nacer frente a otros derechos o intereses igualmente legítimos, prevalecerán siempre los primeros“.
  “El niño por nacer tiene derecho inalienable a la vida como primer derecho humano, fuente y origen de todos los demás, razón por la cual no puede quedar a merced de persona alguna“, fundamenta el proyecto en el artículo 3.
La única kirchnerista que suscribió el proyecto es la santafesina Silvina Frana, en tanto que por el PRO firmaron la mendocina Stella Maris Huczak, el porteño Jorge Enriquez, el fueguino Carlos Roma y la riojana Karina Molina. También acompañan con su firma los renovadores Vanesa Massetani, Gustavo Bevilacqua y Carla Pitiot, y los diputados Lucila Lehmann (Coalición Cívica), Graciela Caselles (Partido Bloquista), Beatriz Ávila (Partido por la Justicia Social), Graciela Navarro (Frente Cívico) y José “Mellizo” Orellana (Primero Tucumán).
A fin de contrarrestar parcialmente los argumentos de índole económica (la imposibilidad de mujeres pobres de acceder a abortos en condiciones seguras) que los pro-abortistas esgrimen para defender la necesidad de legalizar el aborto, el “contraproyecto” le otorga a la mujer que fuera víctima de una violación una asignación equivalente a un sueldo de la categoría E del Agrupamiento General del Sistema Nacional de Empleo Público (SINEP), durante todo el período de gestación.
Si la mujer luego decidiera hacerse cargo de la crianza, continuaría percibiendo dicha suma hasta que el niño cumpliera los 18 años.
Si en cambio, la decisión fuera poner en adopción al niño, la compensación económica le correspondería a la familia sustituta.
Para embarazos no deseados que no fueran producto de una violación, el proyecto contempla la creación de una “Asignación Universal por Hijo por Nacer”, una prestación monetaria no retributiva de carácter mensual equivalente a la AUH, que se le reconocería a la mujer durante todo el embarazo, en la medida en que “no estuviera empleada, emancipada” o que fuera beneficiaria de algún plan social

Compartir

Comentarios de Facebook

Dejar Comentario

avatar